Noticias | Planes

Viajes

Mercados navideños de Europa que no te puedes perder

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella muchas fiestas y tradiciones que nos transportan a nuestra infancia
30-10-2019 13:17
0 votos
Mercadillo de Tívoli en Copenhague Shutterstock

Mercadillo de Tívoli en Copenhague Shutterstock

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella muchas fiestas y tradiciones que nos transportan a nuestra infancia llena de magia e ilusión. Muchas ciudades europeas se visten de gala y se llenan de ambiente navideño gracias a las luces de colores, ferias y mercadillos navideños. Nomadian Travel te lo pone fácil para que visites, por lo menos, uno. A continuación, destacamos los mercados de navidad más bonitos de Europa:

Mercadillo de Tívoli en Copenhague

El mercadillo más transitado de Copenhague es el que se encuentra en el parque de atracciones Tívoli. Es el segundo más antiguo del mundo y su ambientación hace gala de una nostalgia elegante y romántica que provoca que no pares de fotografiar todos los rincones del lugar. Encontrarás infinidad de puestos comerciales y gran variedad de actividades para llevar a cabo en familia. También se protagonizan desfiles y hay coros de villancicos. Abierto desde mediados de noviembre hasta el 31 de diciembre.

Gendarmenmarkt en Berlín

Visita uno de los numerosos mercados navideños de Berlín y disfruta de un tiempo sosegado con toda la familia. En Berlín se hallan mercados de Adviento tanto nostálgicos como modernos con carruseles y gran variedad de atracciones. El más grande de todos es el mercado navideño ubicado en el casco antiguo de Spandau, uno de los más famosos y bellos es el histórico mercado navideño en el Gendarmenmarkt, donde la época de Adviento acoge diversos puestos con sopladores de vidrio, delicias invernales y arte de origami. ¡Disfruta de una Navidad mágica en familia!

Praga

Los dos mercadillos navideños de Praga se encuentran en la Plaza de la Ciudad Vieja y en la Plaza de Wenceslao. Abiertos durante todo el mes de diciembre, destacan por los puestos de madera decorados con luces de todos los colores, donde puedes comprar gran variedad de productos, desde vidrio manufacturado, hasta joyas, juguetes de madera, cerámica, decoraciones para el árbol de navidad, gorros, guantes y mucho más. Además, podrás ver cómo cocinan las delicadeces tradicionales, y probar tú mismo los productos locales. Acompañados, por supuesto, por una jarra de cerveza checa Pilsner Urquell.

Para los más pequeños hay un pesebre con animales reales y un gran árbol de Navidad que sirve como escenario para que un coro de niños cante villancicos. Podrás visitarlo desde el 1 de diciembre al 6 de enero.

Mercadillo en la Rathausplatz de Viena

La fusión entre las viejas tradiciones y el espíritu navideño que sólo una ciudad tan bonita como Viena puede ofrecer, hacen del mercadillo de la Rathausplatz un must total. Del 16 de noviembre al 26 de diciembre, 154 puestos se toman la plaza, que desprende un dulce olor a canela y ponche caliente. Además, se instala una enorme pista de patinaje sobre hielo de 3.000 m2, que no por eso deja de ser coqueta, y que combina perfectamente con las atracciones de las que pueden disfrutar los más pequeños: tiovivos, clubes de ciencia y paisajes de cuentos de hadas recreados para la ocasión.

Mercadillo y 'Winter Festival' en Budapest

Situado en la plaza de Vörösmatry, podrás disfrutar de músicas del mundo y gran variedad de shows. Un evento que dura desde principio de noviembre hasta el 1 de enero. En él podrás encontrar artículos artesanales y se sirven delicatessen como el suculento strudel, un pastel tradicional judío con nueces, semillas de amapola y ciruelas. Además, para los más pequeños hay infinidad de talleres de manualidades donde podrán aprender a hacer velas, cestas e incluso pan de jengibre, así como visitar a Papá Noel en su cabaña.

Para más información sobre viajes, destinos y experiencias visita www.nomadiantravel.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook