Pudin de champiñones

0 votos
Pudin de champiñones

Aprende cómo elaborar esta rica receta de una manera muy sencilla

Ingredientes:

  • Para 4 personas:
  • 300 g de champiñones
  • 2 huevos
  • 250 g de atún en aceite
  • 1/2 litro de leche
  • 1 tacita de caldo
  • 20 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 1 cebolla pequeña
  • queso rallado
  • aceite de oliva
  • sal

Se limpian los champiñones y se parten en trocitos. La cebolla se pica menuda, se fríe en una cazuela con un chorrito de aceite y se añaden los champiñones. Se rehoga todo junto, se añade el cubito de caldo, se sazona con sal y se deja cocer durante 20 minutos.

 

Con la mantequilla, la harina, la leche y una pizca de sal se prepara una salsa bechamel muy fina. Cuando esté lista se añaden una o dos cucharadas de queso rallado y el bonito desmenuzado. Los champiñones cocidos se pasan por la batidora y se mezclan con la bechamel. Se añaden, por último, las yemas y las claras a punto de nieve y se mezcla todo bien.

 

En un molde redondo, untado con un poco de aceite, se vierte el preparado y se pone a cocer al baño María en el horno, durante 40 minutos. Se deja reposar 10 minutos, se desmolda y se sirve caliente.

 

El consejo: Color de los champiñones

Si los champiñones de la nevera se empiezan a poner oscuros, lo mejor es remojarlos en agua con un chorrito de zumo de limón o de aceite para que recuperen su color natural.

Libro de recetas

Busca tus recetas escribiendo aquí el nombre del plato o alguno de sus ingredientes...

Actualidad

Muchas frutas se mezclan con almíbar.

Cómo hacer almíbar

Aprende cómo hacer esta sencilla de receta, que te servirá para endulzar cualquier postre

Cómo hacer arroz blanco.

Cómo hacer arroz blanco

Es un plato sencillo, pero existen varios trucos para que quede perfecto

Un delicioso brownie de chocolate.

Cómo preparar un brownie

Te enseñamos cómo elaborar este delicioso postre de una manera muy sencilla

Trucos para hacer pan casero con el microondas.

Trucos para hacer pan casero en el microondas

Consigue que tu casa huela a pan recién hecho todos los días con esta sencilla receta