Noticias | Agenda

La risa, el gesto más universal

La compañía Clownic presenta este jueves en el Teatro Leal el espectáculo 'Turist (or not turist)' dentro del Festival Clownbaret
13-10-2020 23:16
0 votos
Carles Bigorra, Gerard Domènech y Edu Méndez, ayer, en la santacrucera Plaza del Príncipe. CARSTEN W. LAURITSEN

Carles Bigorra, Gerard Domènech y Edu Méndez, ayer, en la santacrucera Plaza del Príncipe. CARSTEN W. LAURITSEN

Clownic es una compañía catalana creada a finales de la década de los noventa por Tricicle. Su intención era llevar sus espectáculos a un mayor número de teatros. El famoso trío catalán no podía abarcar todas las ofertas de actuaciones que recibía y decidió ampliar así su familia artística. Años después, una vez cumplida la mayoría de edad, Clownic había adquirido ya entidad propia y tenía las ganas y la ilusión suficiente para emprender una carrera por su cuenta. De esa decisión han nacido, hasta ahora, tres exitosos espectáculos: Ticket, Jobs y Turist (or not turist).

Carles Bigorra, Gerard Doménech y Edu Méndez han llegado esta semana a Canarias para participar en el Festival Internacional Clownbaret con la última de sus creaciones. Estarán mañana en el Teatro Leal de La Laguna de la mano del Festival Internacional Clownbaret, FIC 2020. Será a partir de las 20:30 horas y las entradas ya están a la venta, tanto de forma online como en la taquilla del recinto de la calle Carrera, al precio de 10 y 12 euros.

Estos "hijos" profesionales de Tricicle han sufrido especialmente las consecuencias de la pandemia sanitaria, como todo el sector cultural. Prácticamente todas las actuaciones que tenían previstas este año, incluidas varias en Canarias el pasado mes de abril, han tenido que posponerse o han sido directamente canceladas. El pasado domingo, también dentro de la agenda del FIC, se subieron a las tablas del Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria. Las sensaciones desde el escenario, sin duda, son muy distintas. "Evidentemente todo el mundo lleva mascarilla y es un poco marciano. En la comedia la situación es todavía más rara porque se amortiguan las risas, se crea una distancia entre los actores y el público ", explicaron. El cómico vive, en muchas ocasiones, de las reacciones que recibe desde el patio de butacas. "En el humor, en la comedia, ese hilo que nos une con el público se está cortando", lamentaron. Pero los de Clownic, como no podía ser de otra manera, prefieren quedarse con la respuesta de los espectadores y el cariño de las personas que se están atreviendo a asistir a los teatros. "La gente vino muy entregada. Al salir a la calle, algunos nos dijeron que era el primer día que iban al teatro después de todo el confinamiento. Eran pocos pero muy buenos, eso se notó. Al final de la representación pudimos hablar de la situación actual y la gente se volcó", recordaron sobre su paso, el pasado fin de semana, por la vecina isla de Gran Canaria.

Turist (or not turist) habla sobre el mundo del turismo organizado, ese tipo de viajes que se hacen a toda prisa y en el que sus protagonistas cambian por completo su forma de vestir y de comportarse. "Hay muchas referencias a lo que hacemos cuando nos vamos de vacaciones, a cómo cambiamos nuestra manera de movernos y casi de ser", explicaron. "El hilo conductor, si hay alguno, es esa idea de que tenemos 15 día de vacaciones a cambio de trabajar todo el año. No se puede perder ni un momento. La primera semana la necesitas para despejar el estrés y cuando empiezas a disfrutar, se acaba. Es lo que le pasa a uno de los personajes. De repente, ya está de nuevo en el trabajo", matizaron.

Al igual que Tricicle, Clownic hace teatro gestual cómico y sus miembros certifican que el gesto, los sentimientos, son universales. El mismo número puede hacer reír a un español y a un chino. Eso sí, existen referencias culturales y gestos que hay que matizar según el lugar en el que se actúe. "Diferenciamos un poco el tipo de público dividiéndolo entre norte y sur. Pero en realidad cambiamos solo cuatro cosas, algunas onomatopeyas sobre todo. No ladra lo mismo un perro aquí que en Inglaterra o en China por ejemplo: el guau guau allí suena buf buf y en otros sitios es wof wof", precisaron.

Clownic, que ha heredado el esquema de trabajo de Tricicle, se preocupa mucho por construir espectáculos con una estructura que garantice el funcionamiento y el ritmo, que en su caso es trepidante. Todo, con el objetivo de cumplir con una premisa: hacer reír al público cada diez segundos. "Es la media, más o menos. Cuando creamos un espectáculo nuestra premisa siempre es que la gente se ría cada diez segundos y si no lo consigue, algo falla", aseguraron. "Sí que lo conseguimos. Si no, no estaríamos aquí", añadieron.

Clownic se incorporó al cartel del festival en sustitución de los belgas Les Founambules, que no han podido acudir a la cita como consecuencia de las restricciones sanitarias vigentes en su país. De cara al futuro, y dada la situación, ya trabajan en un nuevo espectáculo especialmente concebido para espacios exteriores que se llamarán Clownic Street.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook